Julio Cuenca: “Antonio Morales se ha portado de una manera muy miserable”

Julio Cuenca | HOLA ISLAS CANARIAS

Julio Cuenca | HOLA ISLAS CANARIAS

El arqueólogo denuncia el ostracismo al que lo somete el presidente del Cabildo de Gran Canaria por su posición contraria a la central hidroeléctrica de Chira-Soria.

El arqueólogo Julio Cuenca, uno de los principales investigadores del patrimonio de Risco Caído, afirma que el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, se ha portado “de una manera muy miserable” al apartarlo del proyecto por su oposición contraria a la central hidroeléctrica de Chira-Soria.

Cuenca indica que Morales ha actuado, en todo momento, con la intención de obtener un rédito personal de la declaración de la zona como patrimonio de la humanidad por la Unesco. Así, afirma que lo primero que hizo el presidente insular fue desgajar Patrimonio Histórico de la Consejería de Cultura y asignarlo a Presidencia, que él mismo dirige.

Una “cacicada” más

Después, señala Julio Cuenca, Morales creó un instituto “opaco” que se controla desde el propio Cabildo y del que solo forman parte técnicos de la corporación, quedando fuera “todos los que habíamos trabajado en el proyecto”. Finalmente, dice, Morales ha afirmado que la Unesco había aplaudido esta decisión, lo cual considera imposible: “Ahora no sabemos absolutamente nada porque no hay transparencia. Es otra cacicada más de las que estamos acostumbrados a sufrir en estos últimos años”.

Julio Cuenca recuerda que, desde el inicio del proyecto, bajo la presidencia de José Miguel Bravo de Laguna, la comunicación con los técnicos del Cabildo fue “muy difícil”, pero aún así se pudo sacar adelante el expediente como Patrimonio de la Humanidad. Recuerda que en el momento de la concesión de la distinción ya llevaba cinco meses sin contrato y con muchas dificultades para sacar adelante el programa. 

Una comportamiento “muy miserable”

Esta situación se agravó, señala Cuenca, cuando el geólogo se posicionó contra la central eléctrica de Chira-Soria en abril de 2019, lo que, a su juicio, fue determinante para sacarlo del proyecto. Indica que, desde entonces, la persecución a su labora ha sido incesante, y que, según sus últimas noticias, Morales ha pedido que se cambien las cerraduras de Risco Caído para que el investigador no pueda entrar: “Se ha portado de una manera muy miserable”.

Cuenca confía en que, finalmente, se pueda paralizar el proyecto de Chira-Soria, porque cada vez son más las personas que se posicionan en contra, incluyendo, según sus noticias, algunos miembros del Gobierno canario. Señala que él mismo, junto a otras personas, advirtieron a Morales de los riesgos de seguir adelante con este proyecto, pero el presidente del Cabildo optó por “seguir hacia adelante”.

También te puede interesar: