Hasta 50 colectivos sociales cuestionan los criterios de distribución de proyectos en Canarias

Actividades con niños hospitalizados | Foto: PEQUEÑO VALIENTE

Actividades con niños hospitalizados | Foto: PEQUEÑO VALIENTE

La reunión con la consejera Noemí Santana no ha tenido resultados, según el presidente de Pequeño Valiente, José Jerez.

Los fondos destinados a organizaciones no gubernamentales que se recauda a través del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) lo distribuye el Gobierno de Canarias. Los criterios de reparto que se usan son los mismos que se contemplaban cuando el reparto era nacional, y ahora las pequeñas entidades sin ánimo de lucro se quedan sin apenas recursos.

El presidente de la Asociación Niños con Cáncer ‘Pequeño Valiente’, José Jerez, explicó que más de 50 asociaciones de diferente naturaleza se han unido para pedir un reparto “más equitativo, más justo”, porque las grandes corporaciones “que son casi multinacionales” acaparan la mayor parte de los fondos.

Jerez explicó que la reivindicación de este colectivo no es una batalla contra las grandes ONG, al contrario consideran que también estas deberían recibir el doble de lo que reciben, pero que debe gestionarse de otra forma, haciendo efectiva la Ley del Tercer Sector.

Esta situación que ahoga a las entidades ya se puso en conocimiento de la anterior consejera de Asuntos Sociales, Cristina Valido. La plataforma se ha reunido ahora con la actual consejera Noemí Santana pero “la reunión no nos gustó nada”, así que han solicitado poder hablar con el vicepresidente, Román Rodríguez, o con presidente, Ángel Víctor Torres.

La situación de las familias usuarias de los servicios que ofertan estas ONG también se ha complicado con respecto a la pandemia de la COVID19. Jerez señaló que en algunos casos solicitan incluso vales de comida porque han acabado en una situación precaria. “Y lo que vendrá”, lamentó Jerez al pensar en que el mantenimiento de los ERTES tenga fecha de caducidad. En este sentido agradeció la ayuda de la Fundación ONCE que facilitó tablets y tarjetas de conectividad para que usuarios pudieran seguir asistiendo a sus terapias por videoconferencia.