Ampas piden al Gobierno canario más claridad y participación en los cambios del sistema de evaluación

Alumnado en un aula de instituto | CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DEL GOBIERNO DE CANARIAS

Alumnado en un aula de instituto | CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DEL GOBIERNO DE CANARIAS

Sergio de la Fe, presidente de Fapa Galdós, recalca que no sirve de nada aprobar una ley si no se controla que los profesores la apliquen.

La Federación de asociaciones de padres y madres de alumnos de Gran Canaria (Fapa Galdós) pide al Gobierno canario más claridad y participación en los cambios de evaluación que están previstos para este curso escolar.

El presidente de Fapa Galdós, Sergio de la Fe, recuerda que determinadas medidas de flexibilización de la evaluación ya se observaron al final del curso pasado, que resultó no pareciéndose “en nada” a un curso escolar convencional. Eso se tradujo en un elevado repunte de aprobados.  Afirma que se está en un momento “especial”, por lo que entiende que haya que tomar medidas extraordinarias, pero les genera incertidumbre saber cómo se van a trasladar esas medidas a los centros, cómo van a comprobar si alumnos que no han superado un examen tienen las competencias necesarias.

Cambios estructurales en la enseñanza

Afirma que para implementar una medida así hace falta un cambio en la calidad de la enseñanza, en la formación del profesorado y una campaña informativa para que las familias conozcan este nuevo modelo de evaluación: “De nada sirve cambiar la legislación si los profesores siguen apostando por la memorística”.

Sobre la contratación extraordinaria de profesores por motivo de la pandemia, de la Fe señala que, probablemente, esta no será la única pandemia que vivamos, por lo que si todas esas políticas se acompasan a esa posibilidad, el profesorado seguirá haciendo falta, al igual que reformas en los espacios y adecuar las infraestructuras educativas.