Taxistas de Santa Cruz de Tenerife denuncian la insensibilidad del Ayuntamiento con el sector

Miguel Ojeda, portavoz de Élite Taxi, reprocha que el consistorio rechace concederles una ayuda de 500.000 euros.

Miguel Ojeda, portavoz de Élite Taxi, denuncia la insensibilidad del grupo de gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife con los taxistas, al negarles ayudas para sobrellevar las dificultades económicas producidas por la pandemia de covid-19: “No entendemos este abandono de un servicio esencial para la ciudadanía por parte del concejal de Servicios, Guillermo Díaz”. 

Ojeda recuerda que han presentado más de treinta propuestas al consistorio “y en el último semestre no han hecho absolutamente nada”. Afirma que, al menos, tenían que haber cumplido desde hace tres años con la ratio de taxis con movilidad reducida: “A día de hoy hay nueve, de las cuales esta operando siete, y debería haber treinta y cinco”. Señala que se tenía que haber subvencionado con 60.000 euros la puesta en circulación de estos vehículos, “pero lo han eliminado”. Asegura que “si no hay sensibilidad con estas personas, ¿Cómo la van a tener con el resto?”.

El representante de los taxistas señala que los propietarios de los taxis son empresas privadas que actúan como un servicio público, “con los mismos derechos a obtener subvenciones” que cualquier otra empresa, por lo que denuncia que el Ayuntamiento haya rechazado una enmienda de la oposición que pedía la dotación de 500.000 euros para que el sector del taxi pudiera hacer frente a la crisis.

Pérdidas del 85%

Ojeda señala que la pandemia ha afectado severamente al sector. Actualmente hay en el municipio 732 propietarios y 200 asalariados trabajando al 50%, en días alternos: “El sábado y domingo no hay trabajo, por tanto, se trabajan diez u once días al mes. Hemos perdido en torno al 85% del sueldo”. Esto es así, afirma, porque antes de la pandemia se recibía en torno a un millón de turistas en cruceros y se contaba con los empresarios que llegaban a trabajar a la isla: “Ahora estamos trabajando con la gente que va al supermercado o al médico”.