Pedro Quevedo: “Hay manos negras por construir un relato en contra en Podemos”

Pedro Quevedo | Foto: ARCHIVOS

Pedro Quevedo | Foto: ARCHIVOS

El diputado de Nueva Canarias se muestra crítico con el auto del juez García Castellón en el que pide al Supremo que investigue a Pablo Iglesias.

Pedro Quevedo señala, a propósito del auto del juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que tiene la sensación de que “hay determinados poderes fácticos y grupos de presión empeñados en no aceptar los resultados democráticos”. Asegura la existencia de “manos negras” que tratan de construir un relato en contra en Podemos “y se ha movilizado una parte del aparato del Estado. Esto es evidente”. En su opinión, son cosas que “están poniendo los pelos de punta”. 

Intención centralista

Por otra parte, y sobre el Plan de recuperación de la economía española presentado este miércoles, Quevedo reconoce que no se incluye ninguna especificidad canaria porque el Gobierno de Pedro Sánchez tiene una vocación “centralista y jacobinista”. Apunta que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, es defensora de esa tesis centralista, pero ha tenido que claudicar tras la derrota parlamentaria de hace tres semanas con la convalidación del decreto del superávit de las entidades locales y comunidades autónomas: “Al final se lo ha tenido que pensar y ha dado un giro de ciento ochenta grados”. 

Considera que el Gobierno canario está en condiciones de poner en marcha los presupuestos para el próximo ejercicio, una cuentas que “como mínimo, sean como las del año anterior, con capacidad de crecer si es necesario”. Recuerda que las cantidades pendientes del convenio de carreteras no tiene nada que ver con presupuestos generales del Estado, “son 516 millones de euros que queremos gastar con las necesidades que tenemos ahora”.

Acuerdos para los presupuestos

Sobre las posibilidades para aprobar ese presupuesto, Quevedo afirma haber escuchado un cambio de discurso “claro” en Esquerra Republicana, “en el sentido de ofrecerse a apoyar”. Considera que, si se malogra esa posibilidad, “la única opción por la derecha es Ciudadanos”. No obstante, cree que es más fácil un acuerdo con los partidos que apoyaron la investidura al que se podría sumar Ciudadanos.