Óscar Izquierdo: “Los problemas de Tenerife no están causados por algún contubernio de Gran Canaria”

Óscar Izquierdo | FEPECO

Óscar Izquierdo | FEPECO

El presidente de la patronal de la construcción de Santa Cruz de Tenerife cree que a la isla le iría mejor si Antonio Morales fuera presidente del Cabildo.

El presidente de la federación provincial de entidades de la construcción de Santa Cruz de Tenerife (Fepeco), Óscar Izquierdo, está convencido de que los problemas de Tenerife tienen su origen en la propia isla y no “en ningún contubernio con origen en Gran Canaria”.

Asegura que los políticos y la sociedad civil de la isla redonda son capaces de ponerse de acuerdo, como, a su juicio, sucede con la unanimidad, incluido el apoyo de Podemos, en el proyecto del tren: “En cambio, en Tenerife, todo son dificultades, e, incluso, Podemos lidera la negativa”. Recuerda que los grancanarios han sido capaces de culminar la circunvalación, con la cuarta fase, “las cuales son muy buenas”,  mientras que en Tenerife siguen “con una isla atascada y con problemas de movilidad enormes, aun cuando ya no hay transporte por motivo de la universidad”.

Considera que el hecho de que el el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, y el consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, sean originarios de Gran  Canaria, da “muchas esperanzas” de conseguir que se hagan las obras en Tenerife, algo que no ha sido posible tras treinta años de gobierno de Coalición Canaria con dirigentes tinerfeños: “El problema no está en un contubernio de Gran Canaria”.

Tenerife, “un pueblo grande”

Izquierdo llega a afirmar que una posible solución será cambiar a los políticos de Tenerife por los de Gran Canaria: “Pediría a Antonio Morales [presidente del Cabildo de Gran Canaria] que viniera a Tenerife para que arranque esto un poquito”. Concluye afirmando que la capital de Canarias es hoy Las Palmas de Gran Canaria, mientras que Santa Cruz de Tenerife no es más que “un pueblo grande”.