Onalia Bueno desmiente xenofobia entre los vecinos pero reconoce «hartazgo»

Cruz Roja atendiendo a migrantes a su llegada a Canarias | Foto: TVE

Cruz Roja atendiendo a migrantes a su llegada a Canarias | Foto: TVE

La alcaldesa de Mogán alaba el "golpe en la mesa" de Ángel Víctor Torres para dar respuesta a la crisis migratoria.

La alcaldesa del municipio grancanario de Mogán, Onalia Bueno, desmiente que se estén desarrollando brotes de xenofobia en la localidad, pero reconoce que los vecinos comienzan a sentir el «hartazgo» de la dejadez de la Administración central ante la crisis migratoria.

Actualmente, 357 inmigrantes conviven bajo una carpa en Arguineguín en una situación que, a juicio de Bueno, vulnera sus derechos fundamentales, con presencia de mujeres y niños bajo carpas con muchas horas de sol y de calor.  Asegura que solo a partir de la rueda de prensa que protagonizó el pasado lunes, las administraciones pusieron este problema en sus agendas: «Se actúa tarde y mal. Seguimos teniendo instalaciones cerradas y desde Madrid no se reacciona».

Golpe en la mesa

Recuerda que el municipio viene sufriendo los problemas derivados de la inmigración desde el año 2006. Señala que las pateras generan malos olores e infecciones que impiden transitar por la zona y que no ha sido hasta recientemente que se ha determinado que corresponde al Ministerio del Interior deshacerse de ellas.

La alcaldesa llama a la calma de la población para permitir que sean las administraciones las que encuentren una solución a este problema. A este respecto, alaba que el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres haya dado «un golpe en la mesa» exigiendo al Gobierno central que tome cartas en el asunto.