Meri Pita: “El tercer pacto de Toledo garantiza la viabilidad de las pensiones”

Meri Pita | Foto: ARCHIVO

Meri Pita | Foto: ARCHIVO

La diputada y portavoz de Podemos en la comisión asegura que en 2023 el sistema volverá a la senda del superávit.

Meri Pita considera que el tercer pacto de Toledo, rubricado recientemente,  garantiza la sostenibilidad del sistema de pensiones y el hecho de que se puedan conceder prestaciones dignas. Recuerda que, hasta el año 2009, el sistema gozaba de superávit, algo que se perdió por la “mala gestión” y por cargar sobre el presupuesto gastos impropios, como la remuneración de los funcionarios, las rentas no contributivas, etc. Estima que, en 2023 el sistema volverá a la senda del superávit, un objetivo que requiere acabar con la precariedad laboral, siguiendo las directrices de la Unión Europea.

Para Pita, lo que es necesario es “gestionar correctamente” las prestaciones y no inocular el mensaje “de que no se van a cobrar pensiones”. Entiende que el montante de las prestaciones es “mucho dinero”, unos 15 o 20.000 millones mensuales, lo que estimula que la banca privada busque su privatización: “Esto no es un sistema de capitalización, sino un sistema solidario, diga lo que diga el gobernador del Banco de España”.  Recuerda que las pensiones en España aún están dos puntos por debajo de la media europea.

Militantes expulsados

Sobre los catorce militantes expulsados de Podemos Canarias por su actuación en las vísperas de las pasadas elecciones locales, Pita considera que es una situación “lamentable” en cuanto supone que el partido ha olvidado sus orígenes en el 15-M, donde se defendió otra forma de entender la política: “Después de 6 años, la experiencia nos muestra que estas no son las formas. No vale ‘conmigo o contra mi’. Deberíamos haber aprendido de esa experiencia”.

Recuerda que a su candidatura en las primarias se le negó el censo electoral alegando protección de datos, “y ahora se filtra el expediente disciplinario con nombres y apellidos”.

“En estos momentos de crisis”, concluye, “lo que sobra son expulsiones”.