Fermín Delgado defiende que se permita el endeudamiento a Canarias porque «no es una comunidad manirrota”

Fermín Delgado | Foto: ARCHIVO

Fermín Delgado | Foto: ARCHIVO

El viceconsejero de Hacienda del Ejecutivo regional señala que para no subir impuestos “necesitamos transferencias del Estado o endeudamiento”.

El viceconsejero de Hacienda, Planificación y Asuntos Europeos del Gobierno de Canarias, Fermín Delgado, reconoce que la política de no incrementar los impuestos por la que apuesta el ejecutivo regional lleva aparejado buscar otras vías para la financiación y el mantenimiento de los servicios públicos esenciales.

“Los ingresos llegan por impuestos, o vía transferencias del Estado, o a través del endeudamiento”, dice Delgado. Y dado que el Gobierno de Canarias ya ha tomado la decisión de no incrementar la presión fiscal la lucha ahora se centra en que “necesitamos una respuesta adecuada del Estado”, porque “la recuperación económica” en una comunidad como Canarias condicionada al turismo, “es lenta”.

Esperando por Hacienda y por Europa

El viceconsejero de Hacienda asegura que ahora mismo la elaboración del presupuesto de 2021 en el que está trabajando la Consejería se enfrenta a un “panorama incierto”. El día 17 de julio se celebra el Consejo Europeo que dará vía libre a los 750.000 millones de euros para los países más afectados por la Covid-19, una partida de la que España espera conseguir unos 140.000 millones de euros.

Ese es, para Delgado, una fecha fundamental, para conocer con qué fondos dispone España y Canarias, y otro momento fundamental depende del propio Ministerio de Hacienda, porque “hasta ahora no tenemos datos sobre el límite de gasto”, sobre el endeudamiento que permitirá el Estado a Canarias y al resto de Comunidades Autónomas. “El endeudamiento todavía no nos lo han autorizado”, matiza el número dos de Hacienda.

“El Ministerio de Hacienda prefiere endeudarse a nivel de Estado antes de permitírselo a las Comunidades Autónomas”, pero lo hace, dice el viceconsejero, porque el control presupuestario de cada comunidad es muy diferente y algunas han demostrado un absoluto descontrol de sus cuentas, “no es el caso nuestro, no somos una comunidad manirrota”. De  hecho, la Comunidad Autónoma Canaria es la menos endeudada y por tanto tendría derecho a que no dependamos sólo de las transferencias de Madrid.