El déficit de personal de enfermería dificulta la atención sanitaria y sociosanitaria en plena pandemia

Leopoldo Cejas | SINDICATO DE ENFERMERÍA SATSE

Leopoldo Cejas | SINDICATO DE ENFERMERÍA SATSE

Leopoldo Cejas, secretario general del sindicato Satse Canarias, señala que el personal sufre agotamiento psicológico y no son posibles las sustituciones.

El endémico déficit de personal de enfermería que sufre Canarias se ha agudizado durante la pandemia de la covid-19, momento en que este colectivo ha tenido que hacer un esfuerzo extraordinario para contener la enfermedad y llevar a cabo la campaña de vacunación

Leopoldo Cejas, secretario general del sindicato Satse Canarias, afirma que la situación es “comprometida” y que no es más que el resultado de un déficit “histórico” y “muy importante” de personal que han venido denunciando durante todos estos años. Afirma que, durante la pandemia, el personal de enfermería sufre de forma crónica el agotamiento psíquico, “que es uno de los peores síntomas que se pueden tener”.

Gerencias “robando” personal

Afirma que en los centros sociosanitarios se agudiza más este problema, porque ya lo sufre el propio sistema público de salud, que suele ser el ámbito laboral preferido por el personal de enfermería. Señala que, en la sanidad pública, las gerencias hospitalarias se “roban” el personal de enfermería “unas a otras”, creando un círculo que “hay que parar, porque el sistema sanitario público se convierte en el enemigo de sí mismo”. 

Señala que, por estos motivos, han propuesto un incremento del 10 o 15% en las plazas de enfermería de las facultades de las universidades canarias para que en cuatro años se incremente la oferta.