Pedro Justo Brito | Foto: EL ESPEJO CANARIO

14 de febrero de 2019
Pedro Justo insiste en que no sabían de quiénes eran los terrenos de Amurga y descarta dar "marcha atrás"

El consejero de Hacienda y Presidencia del Cabildo de Gran Canaria señala que, de haber sabido que eran de familiares de Román Rodríguez, lo hubiesen explicado de otra forma "desde el principio".

Pedro Justo Brito no se considera ninguna "cabeza de turco" en el procedimiento por el que el Cabildo de Gran Canaria adquirió terrenos de Amurga a familiares del presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, aunque señala que es el "responsable político y administrativo de todo el procedimiento".

Entiende que  es "difícil" explicar a la ciudadanía que ni el presidente del Cabildo, Antonio Morales, ni el consejero Carmelo Ramírez conocían quienes eran los propietarios, porque no tiene forma de demostrarlo: "De lo que estoy seguro es que no se va a encontrar ningún correo que demuestre lo contrario". Señala que solo los técnicos sabían quienes eran los propietarios de los terrenos. Asegura que si hubiese sabido que estaban vinculados a Rodríguez "lo hubiésemos explicado desde el principio" porque los terrenos son valiosos para la isla.

Asegura que no compran los terrenos por ser de un político, "sino porque es de interés para la reforestación ambiental". Señala que, aún habiendo sabido que eran de los familiares de Rodríguez, el expediente hubiese seguido adelante: "¿Si Gui-Gui fuera de Román Rodríguez lo íbamos a dejar de comprar?". Argumenta que la democracia funciona con políticos, "y hay un montón", por lo que se pregunta "¿Los políticos están demonizados?". Señala que lo que no pueden hacer es "matar a la familia de Román". A este respecto, no se plantean dar "marcha atrás" en el expediente.

Asegura que dentro de Nueva Canarias no hay ningún tipo de problema ni contradicción con el asunto, "otra cosa es en algunos medios de comunicación, sobre todo de la prensa escrita", donde, a su juicio, "se están diciendo medias verdades". Considera que algunos medios de comunicación "tienen una línea porque se la pagan".

Brito defiende la idoneidad de los terrenos, porque los informes afirman que tienen fauna y flora autóctona y que es útil para la plantación de pinos, sabinas, palmeras canarias y dragos, ya existentes en la zona.

Sobre el incremento de precio con respecto a la oferta presentada por los propietarios, Brito afirma que el precio se fija según "criterios objetivos" que estaban en las bases públicas: "Hay diversos factores que especifican cuánto se va a valorar el terreno dependiendo de sus características. No es lo mismo un terreno llano que un terreno con desnivel".

Sin Comentarios
Su mensaje se ha enviado.
Este mensaje contiene palabras ofensivas y está siendo moderado.
Escriba su comentario

Normas de participación y aceptación de la política de RGPD
de materia de protección de datos