Rosa María Batista e Ildefonso Socorro | Foto: EL ESPEJO CANARIO

9 de noviembre de 2018
Las RUP: la aspiración a la igualdad de los territorios más alejados de la UE

Hablamos de regiones ultraperiféricas con Ildefonso Socorro, viceconsejero de Economía y Asuntos Económicos con la UE del Gobierno de Canarias; Rosa María Batista, vicerrectora de empresa, emprendimiento y empleo de la ULPGC; José Mujica, periodista económico; y Domingo Martín, presidente de Asprocan (Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias).

Mujica señala que estos días se ha escrito una página "histórica" con la entrada en vigor del Estatuto de Autonomía y el Régimen Económico y Fiscal donde se reconoce la ultraperificidad de Canarias: "Ahora hay que tomar conciencia de la importancia y relevancia de esos derechos" porque "se está instalando en Madrid que somos unos pedigüeños, que este régimen no se puede sostener".

Por su parte, Socorro afirma que hay estudios para cuantificar los sobrecostes de ser RUP: "Uno en el año 2001, otro en 2010 y estamos terminando actualización de este año". Señala que uno de los retos es el brexit, pero "siempre viviremos en situación de riesgo", riesgos que "también son oportunidades". Señala que para el período 2014-2020 está previsto que las RUP reciban 4.500 millones de euros.  Recuerda que no se trata de subvencionar por subvencionar porque "la competitividad está permanentemente presente en las políticas de la UE. Aspiramos a la igualdad".

Batista afirma que se está en un "compás de espera" porque "no somos capaces de anticipar lo que va a pasar respecto al brexit". Rechaza el concepto de "vivir de la subvención" porque considera que en Canarias "hay muchísimo talento y hay que quitarse el complejo". Considera que hay que seguir investigando en cooperación y colaboración, "como se ha hecho en el sector platanero".

Por su parte, Martín señala que "nunca se puede estar tranquilo con las variaciones económicas que vivimos" pero el sector lleva años compitiendo en un mercado abierto "y seguimos vivos". Recuerda que hasta 1990, el plátano solo competía "consigo mismo", pero con la llegada del mercado abierto "no hubiésemos durado cinco años" sin las ayudas: "Hemos podido sobrevivir gracias a que se nos equiparó el coste económico a las grandes empresas competidoras".

Sin Comentarios
Su mensaje se ha enviado.
Este mensaje contiene palabras ofensivas y está siendo moderado.
Escriba su comentario

Normas de participación y aceptación de la política de RGPD
de materia de protección de datos